Gestación subrogada ¿Qué es?

Gestación subrogada ¿Qué es?

Seguramente estos días estas escuchando mucho hablar sobre la gestación subrogada. ¿Sabes exactamente qué es y a qué necesidades responde?

Según viene a decir la enciclopedia, gestación subrogada significa lo siguiente: consiste en que una mujer, de común acuerdo con una pareja, acepta que se le transfiera a su útero el embrión previamente engendrado mediante fecundación in vitro de esa pareja, con el fin de quedar embarazada de dicho embrión, gestarlo a término y parirlo en sustitución de la mencionada persona o pareja.

Hablando claro: la subrogación gestacional o subrogación uterina es un proceso que puede ser descrito, de forma simple, como una mujer que ayuda a otra mujer a superar su incapacidad para tener un hijo.

Existen parejas que por determinadas circunstancias han agotado todos los mecanismos posibles para poder ser padres sin éxito y como última alternativa recurren a la gestación subrogada. Normalmente se hace por problemas de salud o incompatibilidades en la fertilidad de la pareja. ¿Cómo funciona?

Quienes desean tener al niño aportan el material genético -un óvulo que será fecundado con esperma in vitro-  que será implantado en el útero de la gestante. A veces los problemas de infertilidad pueden ser variados:

 

  • Ausencia de útero, congénita o adquirida.
  • Anomalía uterina significativa, por ejemplo, Síndrome de Asherman irreparable o útero unicorne asociado con pérdida recurrente del embarazo.
  • Contraindicación médica absoluta del embarazo, tal como la hipertensión pulmonar.
  • Condición médica grave que se pueda agravar por el embarazo o causar riesgo significativo para el feto, como la isoinmunización.
  • Incapacidad biológica para concebir o tener un hijo, como es el caso del hombre solo o la pareja homosexual masculina.
  • Otros casos.

 

¿Quién puede ser gestante?

La gestante no puede ser cualquier mujer, debe ser capaz de cumplir con una serie de requisitos de salud física, así como que se le aprueben severas evaluaciones psicológicas. Estos protocolos previos se hacen precisamente para evitar que lo haga por dinero. Seguramente has escuchado hablar estos días de la «cosificación» de la mujer respecto a esta técnica de fertilidad. Cada país tiene su propia legislación al respecto. No obstante, la gestante participará en el proceso siempre por motivaciones al margen de las económicas, demostrándolo así previamente.

La compensación económica que la gestante recibe es en concepto de las molestias que pueda ocasionarle el proceso. Incluso en ocasiones se le paga tratamientos posteriores al parto si ha tenido complicaciones. Si una pareja embarazada por sus propios medios naturales corriese con los gastos de su embarazo y con los posibles incidentes o complicaciones que hubiera podido haber durante y después del parto, deberá hacerlo del mismo modo en caso de una gestante.

Como siempre, la polémica está servida. Cada persona tiene su propia opinión y cada país su propia ley al respecto. Cabe resaltar que Francia es uno de los países más obtusos en este sentido. No solo está prohibida la gestación subrogada sino que trató por todos los medios de evitar otorgar la nacionalidad a los niños concebidos por esta técnica con el fin de desincentivar esta práctica entre los ciudadanos franceses.

Sin embargo, países como Portugal desde hace menos de un año permite la gestación subrogada para mujeres que carecen de útero o que demuestren no poder llevar a cabo un embarazo. Siempre gestación altruista.

El debate está en la calle.

¿Y tú, qué opinas?

 

 

 

Deje una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con*

Acepto las condiciones y política de privacidad de Nana&More

© Copyright 2014. NANA & MORE - Diseño Web. SWING28